algamarina, la esclava...: noviembre 2013
HISTORIA SIN FIN Y CON PERFUME DE ETERNIDAD!

Sígueme....

Navegantes que amarraron en mi costa...

martes, 26 de noviembre de 2013

Mi espalda desnuda...




Mi espalda desnuda al sol,
siente tanto como mi pecho,
constituye mi eterno regalo,
 como tu  arpa y sus arpegios...

Cuando con fuerza me abrazas,
marcan su superficie tus dedos,
su piel se conmueve y humecta,
al apoyar en ella tu ávido sexo...

Se convulsiona con tu contacto,
tanto como mis excitados senos,
explota como tormenta de verano,
con lluvia, relámpagos y truenos...

Cuando con apetito me posees,
corre por la columna el fuego,
el éxtasis llega como ansioso río,
y juntos confluimos en el puerto...

Mi espalda desnuda al sol,
siente tanto como mi pecho,
es el otro lado de mi alma,
que perpetuamente te ofrezco...


ålgåmå®înå


setiembre de 2006





sábado, 23 de noviembre de 2013

Cuando estás dormido...




Estoy en tus sueños Señor,
como vos estás en los míos?
Semidesnudo y excitado,
con pensamientos infinitos?

Veo tu torso despojado,
saboreo tu pecho exquisito,
acaricio lentamente tu piel,
llegando a tus laberintos...

Tus sábanas y tu pijama,
son fieles y mudos testigos,
de las ansiosas quimeras,
cuando estás dormido...

Callados y erectos acordes,
se oyen en la noche estribillos,
son tu respiración y mi aliento,
juntos, en el Cielo divino...


ålgåmå®înå

setiembre de 2006




martes, 19 de noviembre de 2013

Paraíso de tu posesión...



Con todos los besos de la tierra,
con caricias de los rayos de luna,
con efervescencia de la primavera,
me acompañaste mi bello corazón,
a caminar por la costa, en la arena...

Sonando aún tu voz espléndida,
en mis oídos, laberintos abiertos,
y el reflejo de tu figura circunspecta,
que desata mi hambre más atroz,
descalza anduve entre las piedras...

Por las noches cubierta de estrellas,
tu collar veló mis húmedos sueños,
con la emoción de mi eterna entrega,
paraíso insondable de tu posesión,
fusión del amor en materia y esencia...


ålgåmå®înå

setiembre de 2006


domingo, 10 de noviembre de 2013

A tu alma pertenecida...



Muy pronto me enfrentaré al océano,
andaré cada acantilado y cada bahía,
te buscaré en ese vasto territorio,
en el cual horadaste mis fiordos y rías...


El cielo me mostrará tu delicioso pecho,
convulsionado de emociones reprimidas,
imponente altar de deseos lujuriosos
bello, apetitoso y de perfecta simetría...


En cada nube encontraré tu rostro,
que ocultas por causas desconocidas,
nuestro cielo me mostrará tus ojos,
claros luceros que iluminan mi vida...


Y el mar me traerá tu voz arrolladora,
sonido, canto y calidez exquisita,
copa de ecos para la sed de mis oídos,
música de cráteres y arenas infinitas...


Me inclinaré ante el Sol amanecido,
mi cabeza baja y mis manos extendidas,
mi humilde pecho se llenará de Vos,
y mi cuerpo, temblando de rodillas...


Mi amor, transmutador de tiempos,
de espacios, de horizontes y de brisas,
ha echado hondas raíces imperecederas,

en mi alma, a tu alma pertenecida...



ålgåmå®înå


setiembre de 2006



sábado, 2 de noviembre de 2013

Mis inconfesables deseos...



Mis deseos, mis inconfesables deseos,
mis incontrolables ansiedades ocultas,
mi hambre y mi sed, mi altar y mi cruz,
fuego abrasador que no apaga la lluvia,
gemido encendido y lamento umbrío,
tembladeral de mis desbocadas luchas...


Mis deseos, mis ignominiosos deseos,
mi irreconocible fruición de culpas,
mi ruindad, mi mezquindad y mi codicia,
caldero febril con necesidad de luna,
jadeos del océano en mi pubis mojado,
aullidos salvajes de mi piel desnuda...


Mis deseos, mis verdaderos deseos,
como capullo abierto en la penumbra,
necesidad de la felicidad tuya Señor,
como la brisa con estrellada frescura,
y el sonido de mis eternas cadenas,
compone música de himnos y aleluyas...




ålgåmå®înå

setiembre de 2006